¿Sabes qué tipo de humedad puede provocar moho en tu edificio?

¿Cómo afecta el moho en la salud de tus colaboradores?
April 7, 2022

¿Sabes qué tipo de humedad puede provocar moho en tu edificio?

Existen 3 tipos y de los que puedes prevenir

Está por llegar la temporada de lluvias y con ello la concentración de agua que al estancarse podría provocarnos complicaciones con nacimiento de moho en nuestros inmuebles.

Por lo tanto, al no atenderse ante la primera aparición del moho, se podría convertir en un gran enemigo del hogar o empresa. Por ello, su control es fundamental para el funcionamiento apropiado de cualquier edificación y para proteger a sus ocupantes de efectos adversos en la salud. Más allá del clima donde esté situado el edificio en cuestión, el origen de está humedad que termina en moho proviene de malas decisiones en el diseño, construcción o mantenimiento, de ahí que sea necesario evitarlos con técnicas constructivas especiales y mediante la utilización de productos y materiales de construcción apropiados.

Además, es más propenso a aparecer el moho en techos, pisos, baños o paredes y esto se convierte en un problema recurrente en cualquier construcción. Podrás identificarla mediante formaciones de manchas, malos olores, abultamientos o debilitada la construcción.

De manera que, para poder encontrar la solución a tu problema de humedad es muy importante que identifiques su origen, ya sea que provenga de una filtración, del contacto con un cuerpo húmedo, condensación, entre otros.

Enseguida te mostramos los 3 tipos de humedad más comunes que puede tener tu edificio y que originan el moho.

1. Por capilaridad:

Se presenta comúnmente en sótanos, plantas bajas o pisos de construcciones o viviendas. Se origina a partir del agua que asciende del terreno que está en contacto con el edificio.

¿Cómo saber si tengo moho por capilaridad? Se manifiesta con manchas oscuras en suelo o paredes. Las consecuencias de este problema pueden ser la falta de salubridad, malos olores, afectaciones estéticas de la zona afectada o debilitación de la estructura del edificio o construcción.

2. Por condensación:

Puede aparecer por exceso de humedad en el ambiente, por ejemplo, que haya más vapor de agua del que puede soportar la vivienda, combinado con una mala ventilación. El vapor se convierte en agua líquida, misma que se impregna en la paredes y estás producen moho.

O bien, podría originarse al mal aislamiento térmico en las paredes cerca de las fachadas, pilares o marcos de las ventanas.

Como tal, contar con aparición en paredes o ventanas de efecto de lagrimeo o empañado interior de cristales; estaría provocando la aparición de pequeñas manchas en tu espacio, originando el moho y de los cuales pueden ocasionar
infecciones respiratorias.

3. Por filtración:

No contar con un mantenimiento recurrente en tu edificio, podría estar permitiendo el acceso de agua a través de las grietas o fisuras que se tenga en el interior del plantel.

Por lo que no tener el debido cuidado de tus paredes, estaría produciendo un cambio de color, olor a humedad, manchas y en un caso grave propagarse a más partes de la habitación.

Sin lugar a dudas, el moho en un edificio es más propenso a que aparezca por una mala ventilación y falta de mantenimiento de la construcción.

Por lo visto, si presentas moho en tu área de trabajo o vivienda, debes consultar a los profesionales como lo somos en Mountain Fog. Así es, nos dedicamos a la exterminación del moho, virus y bacterias que puedan presentarse en espacios cerrados y sin necesidad de desalojar o derribar muros.

Contamos con una niebla sanitizante capaz de penetrar cualquier superficie para no dejar rastro alguno del moho en tus paredes, ventanas, puertas, closets y más.

No lo pienses más y contáctanos hoy mismo.

Somos Mountain

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

×